Inicio Manteniemiento de su coche

Consejos invernales: el mantenimiento del coche

Fotografía de un coche en la carretera, en invierno con nieve en los lados de la carretera.
Avatar
Escrito por es

Las temperaturas no son siempre el mejor aliado para nuestro amigo de cuatro ruedas… El invierno es una estación extremadamente dura para los coches.  Lluvia, nieve, hielo y niebla son trampas que pueden poner a prueba tu vehículo. Para pasar el invierno en las mejores condiciones, en Onepark te queremos dar algunos consejos para el mejor mantenimiento del coche en invierno (aquí por mas informaciones para mantener tu vehículo). Te podemos asegurar que si los ponéis a pruebas tu coche te lo agradecerá.

Todo sobre el mantenimiento del coche: la carrocería

El exterior del coche sufre mucho durante la temporada de invierno. Las temperaturas que caen bajo cero y las carreteras saladas pueden dañar rápidamente la carrocería o las articulaciones de vuestro coche.  Para evitar estos daños es importante limpiar la carrocería regularmente, especialmente si las carreteras han sido saladas. Esto se debe a que la sal para quitar la nieve contiene partículas que pueden atacar muy fácilmente la pintura y la propia carrocería. Por lo tanto, es necesario lavar el vehículo durante el invierno. Para ello, lo más sencillo es ir a un lavadero de coches, pero también puedes hacerlo tú mismo, a mano con esponjas suaves o con un limpiador de alta presión. Ten cuidado de no olvidar los paneles de los balancines y limpia las llantas, que son las primeras en sufrir la sal de la nieve. Por cierto, si decides hacerlo tú mismo, no debes en hacerlo en cualquier parte y en cualquier condición. Si no lo sabes está prohibido limpiar su coche en la vía pública, te pueden multar por ello. 

Mantenimiento del coche: las juntas

Las juntas son otro elemento que sufre muy fácilmente los efectos del invierno. El caucho del que están hechos es muy sensible a las bajas temperaturas, lo que puede hacerlos más frágiles. Para protegerlo, te proponemos varias soluciones (un poco caseras, pero que son muy útiles): puedes usar silicona para darles una capa protectora; la cera de las velas también se puede utilizar para esto, así como el polvo de talco para absorber la humedad del aire.    

Cómo cuidar las cerraduras

Lo último que no debes descuidar son las cerraduras de las puertas. Quizás no ha todos nos ha pasado, pero en baja temperaturas te puedes encontrar las cerraduras del coche congeladas. Para evitar que las cerraduras se congelen, puedes echar un poco de anticongelante en ellas. Una solución simple y efectiva para un problema que puede ser muy molesto.    

Para el buen mantenimiento del coche no lo dejes al frío.
Fotografía de un retrovisor congelado por el frío.

Comprobar regularmente el estado del motor

Para no cerrarse nunca en medio de la nada, es mejor inspeccionar regularmente el estado general de tu coche. Comenzando con el motor, el cual es muy sensible al clima y la caída de la temperatura. Para empezar, recuerda comprobar regularmente todos los niveles del motor. El refrigerante, el líquido de lavado del parabrisas y el aceite son elementos esenciales para el buen funcionamiento de tu vehículo. Si el nivel de alguno de estos líquidos es demasiado bajo, podrían producirse fácilmente problemas mecánicos, Por lo tanto, es muy importante verificar que los niveles se mantengan al máximo siempre. También recuerda llevar refrigerante y líquido de lavado de parabrisas extra para estar preparado para cualquier eventualidad. Los diferentes líquidos que encontramos en el coche los puedes cambiar y verificar tú mismo si no te sientes confiado, lo mejor es que vayas al taller y que lo verifiquen.

La batería

La batería es una parte esencial del bloque del motor ya que, sin ella, el vehículo no arrancará. El invierno es una estación que pone a prueba las baterías y tiende a agotarlas más rápidamente. Para superar este problema, recuerda comprobar la carga de la batería con regularidad, esto evitará que se te acabe sin previo aviso. Otro punto que no hay que descuidar durante el período de invierno son las luces, para evitar accidentes, es importante ver bien y, sobre todo, ser visto. Por lo tanto, es importante que los faros funcionen correctamente. Así que recuerda cambiar las bombillas que son un poco viejas, y siempre lleva bombillas de repuesto en el coche por si acaso, de verdad no olvides la importancia y lo relevantes que son las luces.

El mantenimiento del coche termina protegiendo tu vehículo de la noche

La noche es sin duda el peor momento para tu coche, pero no todos tenemos la suerte de tener un garaje y ni tenemos más remedio que dejar el coche durmiendo en la calle. La caída repentina de la temperatura puede causar muchos problemas. Para evitar cualquier inconveniente, es importante preparar bien el coche para esta temporada. Para empezar, tienes que pensar en proteger los limpiaparabrisas. Esencial para la visibilidad en la nieve y la lluvia, los limpiaparabrisas sufren mucho durante el período invernal debido a las bajas temperaturas, suelen congelarse con mucha facilidad. Para evitar la mayoría de los inconvenientes asociados a las temperaturas de congelación, puedes, por ejemplo, levantar los limpiaparabrisas todas las noches. También puedes usar tapones de corcho para aflojarlos ligeramente, con estas dos técnicas evitarás que los limpiaparabrisas se peguen, al congelarse y se estropeen lo menos posible.

También pensar en proteger el parabrisas para evitar rascar todas las mañanas por culpa de la congelación. Una solución simple a este problema es cortar un trozo de cartón del tamaño del parabrisas y ponerlo cada noche. Esto también ayuda a preservar los limpiaparabrisas hasta cierto punto. Otra solución es frotar el interior y el exterior de las ventanas con papel de periódico para evitar la formación de escarcha.

Sobre el autor

Avatar

es

Deja un comentario